SÓLO UNA...

Se embrutece mi alma cuando…
Mi YO se rebela, cuando no escucha,
Ni razona, cuando no atiende ni entiende…
Cuando no concibe la calma, ni el sosiego.
Ese YO que me hostiga, me persigue.
Que me arrastra, que no medita
Que me enciende, que me suplica
Que se solidifica, que persevera y grita…

Lucho infinita  por atesorar su control.
Pero me consumo y muero por perderlo.

Atiende ángel  caído mis súplicas.
Desenclávame de tu cruel maroma
Tórname por compasión mi voluntad.
Libérame de tu sumisión una sola vez.
Déjame…tolera a mis alas su libertad,
Permíteme reclamarlo a mi profundidad
Para ti solo será un suspiro
Para mí ser suya por toda la eternidad.

Permíteme ser alado, dominador de mi mente
Cualquiera que sea tu nombre,
 Lucifer o Arcángel
Romper mis esquemas, mis razones…
Robarle el aire que respira
Desbocar de amor nuestros corazones
Concédeme hacer mío ese eterno sueño
Extraviarme bajo el calor de su manto,
Enclaustrar su universo en mi mente
Transformar en algazara su llanto…
Entregarle mi alma de la que es dueño.

Sólo una vez te pido... una sólo… para ti, sólo un instante…
Una sola vez ser suya, sólo una… para mí, eternamente.

(Lorea)