SERÉ...


Seré gota de rocío disuelta al amanecer.
Hoguera que reclama junto a ti poder arder.
Ave que en solitario migra cincelando en el viento
su rumbo, su destino, con la esperanza de volverte a ver.
Manantial de agua serena, que entre tus brazos agitaré.

Seré luciérnaga que relumbra en un solo anochecer.
Caricia esculpida en el aire, allá donde no se pueda ver.
Labios llenos de ternura que a los tuyos confiaré.

Mariposa sobre tus manos, rosada amapola en tu tez.
Susurro de primavera, nube de algodón sobre tu piel.
Vida árida, marchita, decadente, anhelando renacer.

Seré en los días de lluvia aroma de amanecer,
en tus noches muertas flor silvestre en su vergel
Seré esbozo en tu recuerdo, cuando me haya ido, cuando ya no esté,
y sólo sea algo onírico, etéreo¿seré pasado en tí? no lo sé...
solo sé que tu puerta abriste y en presente lo recordaré
Seré alivio sobre tu pecho, cuando extrañes mi presencia,
mi voz, mi sonrisa, mi apariencia, e incluso mi manera de ser.

Seré la esencia en esos poemas que a ti dediqué,
donde oculto, callado, intercalé mi sentir,
esperando ese día que descubras entre mis letras  
que todo lo que disfracé, omitió lo que ansié decir,
entenderás lo que urdiste sin buscarlo dentro de mí
conocerás que entre bambalinas y sigilosa yo te amé.

Sólo apelaré perdurar acunada entre tus sueños,
cuando me intuyas a solas en algún amanecer,
cuando me busques en otros labios, otros brazos,
otro cuerpo, otro perfume u otro nombre de mujer.
Silencio furtivo en tus palabras si me llamas yo seré,
Seré eco en tus oidos, olor a fruta fresca, sabor dulce de miel
Llévame donde tú vayas, encuéntrame donde tú estés,
porque si me dejas, si tú quieres, seré y en ti estaré.

Seré fusión entre dos almas, cascada para la misma sed.
Seré tu mundo paralelo, seré dolor, seré placer
Seré remolino en tus venas, lo que desees, lo que ames, lo que odies,
nada a cambio pediré, cuando ya no esté... lo que tú quieras yo SERÉ.

(Lorea)