QUÉ ME IMPORTA…

Deseo alzarme convertida en fortaleza mecida por el viento
y que las olas rompan sobre mí poderosas al subir la marea,
qué se balancee mi cuerpo por la briosa furia de la resaca
sumergiendo sus muros en un sueño eterno, pero… ¿sabes?
qué me importa... si tú te desvaneces  hacerlo yo en silencio.

Quiero acariciar una estrella con el vértice de mi cuerpo,
aun sabiendo que mi piel quedará calcinada bajo el calor de su fuego
y mis ojos cegados por el ímpetu de su brillo, pero… ¿sabes?
qué me importa... si tú no estas abrasarme en ese sueño.

Anhelo tenderme y yacer sobre la arena de la playa,
para despertar en brazos del arrastre y del fuerte reflujo al alba
engullida en sus fluidos vestida por las algas, pero… ¿sabes?
qué me importa... sino estás tú que muera dormida bajo las aguas.

Quiero correr por el infinito tras la esponjosidad de las nubes
cuando permanezcan lóbregas por la tormenta, amenazantes,
queriendo sepultarme en su oscuro vientre, pero… ¿sabes?
qué me importa... si tú permaneces ausente que se aleje mi alma

Me  perderé entre la espesura de un bosque de fábula,
sola ante lo desconocido, agazapada bajo sus árboles
a la espera de que puedan devorarme las fieras, pero… ¿sabes?
qué me importa... no ves, que si me faltas tú la soledad es eterna.

Qué me importa... si se extingue el sol o se despeña la luna,
qué, si se evapora el mar o se desvanece la selva.
Qué me importa... si renuncian a brillar las estrellas,
qué, si mi castillo se desbarata con el reflujo de la marea.
Qué me importa... la validez de mis sueños, qué, mis quimeras,
qué, si ya rebosa el invierno o retorna de nuevo la primavera.
Si me faltas tú, que mas da lo que yo desee, anhele o haga
qué importa... todo, que importa... nada.

!Qué me importa muerte maldita, estando él nada temo, ni a ti ni a la vida!

( Lorea )