MUJER ENAMORADA…

Pobre de ti, mujer enamorada.
Silencio amargo… dolor del alma,
Herida abierta... que sin él sangra.
Tristes días los que te aguardan,
Esperando a tu enamorado,
En el quicio de la ventana.

¿Qué secreto silencias, mujer,
Que tu mirada disimula?
¿Qué ocultan tus lágrimas de nácar,
Que  tus ojos no pueden esconder?

¿Por qué vistes tu cuerpo de negro,
Y cubres  tu piel de hielo?
¿Por qué le niegas la pasión?
¿Por qué apagas sin piedad su fuego?

¿Qué tienes, mujer, que cuando sonríes,
Un halo de tristeza te envuelve,
Como si esa risa no te perteneciese?

Porque no gritas lo que callas…
Porque tienes a tus palabras silenciadas.
Porque no proclamas,
Lo que en tu corazón estalla.

Flor que se marchita temprana.
Mujer que te cubres de hielo
Para templar tu fuego.
Mujer que se disfraza
Con hermética coraza.
 Mujer que en sigilo callas,
Lo que tu interior declara.
Mujer que en secreto ama,
Llenando de susurros tu cama.
Mujer por fuera hiel, por dentro miel…

¿Por qué el amor no te amó
Cuando tú lo amabas?
¿Por qué te negó el deseo,
Cuando tú lo deseabas?

(Lorea)