DIME

Cómo olvidar… ¡cómo, Dios mío!
Cómo hacerlo desde el alma
Desde la razón, cómo desde el corazón
A quien tanto se ha querido.

Cómo arrancar de la piel
El recuerdo de su cuerpo dormido
Sobre el mío… hoy dolorido,
Que clama por recuperar su abrigo.

Cómo borrar sus besos, sus latidos
Cómo su sonrisa, cómo ¡Dios mío!
Cómo sus caricias… cómo sus suspiros
Cómo olvidar, lo que no se ha vivido.
Cómo hacerlo… cuando tanto se ha querido.

Cómo olvidarte… ¡DIME!... cómo te olvido
A ti, sí, a ti te digo... mi paraíso… mi castigo
Cómo lo hiciste tú, ¡DIME! Cómo lo has conseguido
¡DIME! Cómo seguiste vivo
Sí yo muero, sin tu amor, sin tu cariño
Si todo lo que llenaste, hoy es vacío.

Bañada en lágrimas… yo te maldigo
A tí... a quien tanto he querido...
Si me olvidaste… si soy olvido,
Si no te duele lo perdido,
Ni aquello que los dos vivimos...
Fue porque nunca me amaste
Porque jamás me quisiste...
Tanto... !Dios mío! tanto...
Tanto... como yo te he querido.

(Lorea)