AUSENCIA

¡Ausencia de ti!… si yo pudiera…
¡Ausencia de quien!… serías mía…
¡Ausencia de qué!… todo te diera…
Ausencia de nadie… mi vida por ti vertiera.

Muchacha de mirada ausente,
Y desierto gesto en su rostro.
Perderte y no tenerte, es mi muerte.
Quizá entendieras, si tu supieras,
Que mi cobardía no era sino arrojo.
No era mío tu amor, sino de otro.

Muchacha de mirada lánguida,
Y pelo dorado como paja de espiga
Muchacha de frágil estampa,
Flor marchita, reffleja tu cara.
Alma de acero, y corazón de heroína.
Que enmascara su pena con sonrisa.

¡Pensaste que no te amé lo suficiente!
¿Qué sabes tú de mi pesadumbre?
¿Dónde encallé la proa de mi balandro?
¿En qué turbia corriente  naufragó mi barco?
¿En qué arrecife dejé mi vida al partir?

¿De mi soledad, de mi sufrir?

Te he amado, y te amo, pequeña mía
Nunca alcanzarás a saber cuánto.
Cómo hubiera deseado poder cortejarte,
Al resplandor de la luna creciente.
Cómo, mimar el reborde de tu boca,
Suave, fresca como pétalo de rosa.
Cómo, blandir tu hechura a mi cuerpo.
Cómo, impregnar tu rostro de besos.

¡Ausencia de tí!… si yo pudiera…
¡Ausencia de quien! mío serias …
¡Ausencia de qué! Todo te diera…
¡Ausencia de nadie!... mí vida te entregara.

Viviremos esta ausencia compartida,
Quien sabe ¡amor mío! Si algún día…en otra vida…

(Lorea)