ALLÁ...

Compongo el silencio que me une a ti,
Apoderándose un viento gélido de mí.

Desgarro mi alma en esta despedida,
Que entre lamentos yace malherida.
 
Borro las huellas que un día tracé
Aquellas a las que tus pasos uní
Y vuelvo sobre mis pies descalzos,
Anhelando ver de nuevo amanecer.

Dónde permanecerán por tu ausencia…
Esos ojos que en los míos abrigué...

Dónde, la mirada turbada que tanto deseé...

Dónde, el sabor de tus labios,
Dónde, el roce de tu piel...
Dónde quedarán las caricias
Que sin ser sentidas, no han de volver.

Dónde, ese amor de primavera
Que se marchita sin poder florecer.

Dónde, la intimidad de mis palabras,
Que sin pronunciar olvidaré.
Dónde se irán… hacia qué lugar
Dónde quedarán mis sueños, mis anhelos
Mis quimeras y esperanzas.

Quién sino soy yo hará suya tu mirada…
Quién acariciará tu rostro…
Quién sino soy yo… probará tus besos
Quién beberá en la cascada de  tus labios…
Quién se desnudará bajo tus manos…
Quién suplirá mi cuerpo entre tus brazos
A quién bajo tu piel le dirás ¡te amo!

Dónde… quién… nada ya importa…
Nada de ti espero, soy sólo pasado,
Nada en tu vida, nada en tu tiempo.

Me extravío en el silencio nocturno…
Allá  donde nadie pueda verme,
Ni me escuche, ni me pregunte.

Allá donde mi alma se vuelva murmullo
Callando la ilusión que de mí se nutre.

Allá donde mi llanto se serene
Y mis ojos se calmen, y mi voz no grite.

Allá donde pueda recordarte, amarte,
extrañarte, allá donde pueda adorarte.

Allá donde los sueños no duelan sino alivien.

Allá donde la muerte se torne vida
Allá donde mis lágrimas muden en sonrisas.

Allá donde “Tu amor”“Mi amor”ansie.
Allá donde “Tu alma” “Mi alma” necesite.

( Lorea )